Archivos diarios: 6 julio, 2017

Inundaciones en Georgia


Inundaciones en Georgia: doce muertos y una invasión de fieras
Al menos doce personas murieron en Tiflis tras inundarse las calles de la ciudad, mientras que decenas de fieras escaparon del zoológico y se adentraron en el centro de la capital georgiana.
default
El río Vera, que pasa por el centro de Tiflis, se salió de su cauce y causó la mayor parte de los destrozos: al menos doce muertos y 24 desaparecidos, importantes daños en la infraestructura urbana e interrupción de servicios básicos.
Por si fuese poco, también el zoológico de la ciudad quedó inundado. Hasta veinte lobos, ocho leones, catorce pingüinos, varios tigres y jaguares murieron ahogados, según la administración del zoológico. Y varios lobos, osos, tigres, leones, hienas, linces, hipopótamos y una pantera, escaparon de la instación y deambulaban por el centro de la capital georgiana.
“Todavía quedan animales por capturar. Quiero pedir a la población que evite desplazarse por la ciudad a menos de que sea estrictamente necesario”, dijo a los ciudadanos el alcalde de la capital georgiana, David Narmanía, más de doce horas después de la tragedia.
Georgien entlaufenene Zootiere nach Überflutung in Tiflis
Después de la tormenta
El primer ministro georgiano, Iraki Garibashvili, transmitió sus condolencias a los familiares de los fallecidos y declaró luto nacional para este lunes (15.06.2015). Un gran dispositivo de las fuerzas de seguridad y los servicios de búsqueda y rescate tratan de localizar a las 24 personas que se dan por desaparecidas, además de algunos animales salvajes que aún merodean por las calles de Tiflis.
Tras cinco horas de intensas lluvias torrenciales con granizo, el agua inundó viviendas, calles y plazas, mientras que el fuerte viento que acompañó la tormenta tiró árboles, arrancó azoteas, destrozó carreteras y partes de edificios.
Decenas de familias se han quedado sin hogar y al menos 37 personas se han dirigido a los servicios médicos con heridas de diversa gravedad. Tras ser hospitalizados, la inmensa mayoría ya ha sido dada de alta, mientras que cinco permanecen ingresados, informó el ministro de Sanidad georgiano, David Sergéyenko.
Georgien Überflutung in Tiflis
UE: lista para asistir
El ministro de Finanzas georgiano, Nodar Jaduri, calculó de manera preliminar los daños en unos 40 millones de lari (17 millones de dólares). La cartera dirigida por Jaduri ya ha transferido 10 millones de lari (4,25 millones de dólares) de las reservas nacionales para paliar las necesidades más acuciantes de los damnificados.
La Unión Europea (UE) aseguró que está preparada para asistir a Georgia. Los portavoces de la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini; del comisario para Ayuda Humanitaria y Gestión de Crisis, Christos Stylianides, y del titular para la Vecindad y Negociaciones de Ampliación, Johannes Hahn, aseguraron que el Centro de Coordinación de Respuesta a Emergencias de la UE sigue de cerca la situación y que se está en contacto con las autoridades georgianas.

Anuncios

El presidente de Estados Unidos

Donald Trump

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha amenazado hoy desde Varsovia con que «habrá consecuencias» por lo que ha calificado como «el mal comportamiento del Gobierno de Corea del Norte». Se refería a la orden de lanzamiento por parte de Kim Jong-un de un misil intercontinental capaz de llegar a Alaska, el territorio de EE.UU. más cercano a sus costas.

En rueda de prensa conjunta con su homólogo polaco, Andrzej Duda, Trump ha reconocido ciertas reservas y ha admitido que no le gustaría que «Corea del Norte se convierta en una nueva Siria», pero se ha mostrado muy seguro al afirmar que «habrá que hacer algo» ante el camino emprendido por el gobierno de Pyongyang, que considera «peligroso» y «vergonzoso».

Trump agregó que la administración estadounidense está analizando varias respuestas «severas», pero no ha querido entrar en detalles sobre una posible reacción militar de Washington contra Corea del Norte. «Yo no dibujo líneas rojas», ha respondido, recordando el «gran error» que a su juicio supuso para su antecesor, Barack Obama, trazar la línea roja de las armas químicas en Siria.

Trump no ha tenido reparos en acusar durante este viaje internacional a Obama de haber sabido de la interferencia rusa en las elecciones estadounidenses y de no haber hecho nada «porque creía que la candidata de su partido, Hillary Clinton, iba a ganar», dando por hecho que, efectivamente, tanto Rusia como «otros países y personas» interfirieron en el proceso electoral norteamericano. «Si hubiese pensado que él iba a ganar los comicios presidenciales de noviembre, sí que hubiese actuado», ha dicho, para a renglón seguido volver al asunto de Corea y repetir que «lo que sí puedo afirmar con seguridad es que habrá consecuencias».

El presidente estadounidense inicia así su visita a Europa para asistir a la cumbre del G20 que se celebra a partir de mañana en Hamburgo, Alemania. Su primer mensaje ha sido un llamamiento a las naciones aliadas a que se sumen, no sólo a combatir el terrorismo, sino también la amenaza de Corea del Norte. Su tono ha sido más conciliador que en otras ocasiones, Trump ha reconocido en Varsovia haber sido «muy duro» estos últimos meses con los aliados de la OTAN que no gastan el 2 % de su Producto Interior Bruto en Defensa, pero se ha felicitado por el hecho de que ahora, precisamente gracias a su «insistencia», el dinero europeo está fluyendo hacia la Alianza Atlántica.

Para tranquilidad de su primer anfitrión y dado que Polonia se siente muy amenazada por Rusia, el presidente de EEUU ha garantizado que su país está “comprometido” con la defensa del centro y este de Europa, y ha criticado la actividad “desestabilizadora de Rusia en el continente.

Esta tarde, ya en Hamburgo, Trump se reunirá con la canciller alemana Angela Merkel y dejará entrever hasta qué punto está dispuesto a ceder en su postura sobre puntos cruciales en la cumbre del G20, como son la protección del clima, una declaración a favor del libre comercio, un plan Marshall para el desarrollo de África y una línea de actuación común sobre inmigración y refugiados.

El presidente de Polonia, Duda, ha calificado de «histórica» la visita y ha afirmado que Washington es consciente de que Polonia es un país importante y líder en Europa Central. «Para nosotros, la visita del presidente Donald Trump es realmente muy importante, incluso diría que, si uno mira el contexto de esta visita, se puede decir que es incluso histórica», ha dicho, «Trump sabe de la importancia y el peso de Polonia, uno de los mayores países de Europa, y por eso viene a Varsovia».

Entre los analistas, sin embargo, parece haber bastante consenso acerca del motivo por el que Trump ha pisado Europa en Polonia, y no en Alemania, y que no sería otro que desairar conscientemente a Angela Merkel, anfitriona del G20 y dispuesta a hacer triunfar en la cumbre posiciones radicalmente contrarias a las de EE.UU.

Duda ha aprovechado la ocasión para hablar directamente con Trump de temas cruciales para su país y en las que difiere de Merkel, como la seguridad energética. Polonia desea apostar por la importación regular de gas licuado desde Estados Unidos, una opción con la que busca reducir su dependencia energética de Rusia, principal proveedor de carburante en Europa Central y Oriental. Polonia ya ha recibido un primer cargamento de gas licuado llegado por mar desde Estados Unidos, lo que para Duda hace viable que a largo plazo este carburante llegue desde el otro lado del Atlántico.

Después de la reunión con Duda, Trump tiene previsto un encuentro con jefes de Gobierno de Europa Central y Oriental y un discurso en la céntrica plaza Krazinksi de Varsovia, donde se encuentra el monumento al alzamiento de la ciudad contra la ocupación nazi, símbolo de la independencia nacional.

El Kremlin responde
Por su parte, el Gobierno ruso ha rechazado las declaraciones de Trump y su acusación de que Moscú juegue un papel «desestabilizador» en Europa, y ha confiado en que la próxima reunión entre el mandatario norteamericano y su homólogo, Vladimir Putin, Washington aclare su postura.

«No estamos de acuerdo con este enfoque», ha dicho el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, preguntado por esta cuestión en una rueda de prensa, según ha informado la agencia de noticias rusa Sputnik. Peskov ha confesado que el Gobierno ruso «no comprende» la posición estadounidense. «Por ello esperamos el primer encuentro entre los dos presidentes (…) Será una buena oportunidad para conocerse y entender el verdadero enfoque de cada uno en las relaciones bilaterales», ha apuntado.

Trump y Putin se reunirán por primera vez este viernes en los márgenes de la cumbre del G20 que se celebra en la ciudad alemana de Hamburgo. El secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, espera igualmente que sea «un buen intercambio».

Los voluntarios que han plantado 66 millones de árboles en 12 horas

Los heroicos voluntarios que han plantado 66 millones de árboles en 12 horasLos heroicos voluntarios que han plantado 66 millones de árboles en 12 horas
Sucedió el pasado domingo en India y puede suponer un nuevo récord Guinness
Muchas de las proezas más impresionantes jamás conseguidas por los seres humanos son distinguidas con un récord Guinness. Cierto es que existen récords realmente estrambóticos, pero en algunos casos las hazañas Guinness no sólo nos dejan con la boca abierta sino que además contribuyen a construir un mundo mejor. Eso es lo que ha pasado en el estado de Madhya Pradesh, en India, el pasado 2 de julio. Un millón y medio de voluntarios se pusieron de acuerdo para plantar nada menos que 66 millones de árboles en 12 horas.

El blog Twisted Sifter nos proporciona detallada información sobre este extraordinario trabajo colectivo. Una iniciativa que surge al hilo de lo ocurrido en la Conferencia de Cambio Climático de París, donde India adquirió el compromiso de crear más de cinco millones de hectáreas de bosques antes del año 2030. Tanto el gobierno central del país como las administraciones estatales están trabajando y dedicando fondos para alcanzar el objetivo propuesto, tal como pone de manifiesto este proyecto.

Plantar más de 66 millones de árboles en 12 horas supone colocar más de cinco millones y medio de semillas cada hora. Un esfuerzo descomunal que los observadores de Guinness World Records observaron de cerca para determinar si efectivamente supone una nueva marca digna de mención, algo que se dará a conocer en las próximas semanas. El pasado año ya se llevó a cabo una actividad parecida también en India, cuando se plantaron casi 50 millones de árboles en 24 horas en el estado de Uttar Pradesh. En aquella ocasión fueron alrededor de 800.000 los voluntarios movilizados.

La posición de India en este tipo de asuntos no es una cuestión menor. Se trata del tercer emisor de gases invernadero del mundo, de manera que su comportamiento al respecto y los cambios que realice tienen repercusiones globales. En sus visitas del mes pasado a líderes europeos como Emmanuel Macron en Francia o Angela Merkel en Alemania, el primer ministro indio Narendra Modi reiteró su intención de cumplir los acuerdos firmados en la Conferencia de Cambio Climático de París. «Se trata de algo que puede proteger a futuras generaciones y ser fuente de nueva esperanza», explicó en tierras galas.

Hamburgo, preparada para el G20

Hamburgo, blindada y con protestas contra el G20
Miles de policías y el cierre de circulación de todo vehículo son parte de las medidas que tomaron para la cumbre que se llevará a cabo el 7 y 8 de julio.

El despliegue de miles de policías y el cierre a de la circulación de todo vehículo en el centro de la ciudad de Hamburgo son algunas de las medidas de seguridad que aplicaron las autoridades hoy en la víspera de la reunión del G-20 que se realizará el 7 y 8 de julio próximos y en la que participarán, entre otros, los presidentes estadounidense, Donald Trump; el ruso, Vladimir Putin; el turco, Recep Tayyip Erdogan, y el argentino Mauricio Macri.

El operativo de seguridad tiene como objetivo frenar las múltiples manifestaciones contra los líderes mundiales y el foro que están programadas y que comenzaron este domingo. Según las autoridades alemanas, quieren evitar que las protestas alteren el funcionamiento del G-20.

China y EEUU preparan un encuentro de sus presidentes en el G20

El ministro de Justicia, Heiko Maas, recordó que la Constitución alemana ampara el derecho a la manifestación pacífica, pero al mismo tiempo advirtió que se actuará con firmeza contra los manifestantes violentos durante la cumbre del G-20, según una entrevista al grupo mediático Redaktionsnetzwerk (RND).

En el operativo intervendrán unos 15.000 efectivos procedentes de distintos estados federados del país tanto por la alarma terrorista que rige de forma general en todo el país, al igual que en buena parte de Europa, como en previsión de incidentes.

Dujovne analiza con el G20 el impacto de políticas de Trump

El punta pie inicial de las protestas se realizó con una movilización de cerca de 18.000 personas según los organizadores, para la Policía 8000, por la calles céntricas de la ciudad para expresar su malestar por las políticas ambientales y comerciales, con pancartas con inscripciones como “El planeta Tierra primero” o “A luchar contra la pobreza”.

Pese a la lluvia intermitente, una larga columna de manifestantes inundó las calles del centro de Hamburgo para formar una “ola de protesta”, copar la plaza central e inaugurar lo que será una semana llena de protestas en contra de la cumbre del G-20 y las políticas de las potencias que participarán de ella.

Mientras los manifestantes ocupaban el centro, unas 120 canoas y botes de remo poblaron el lago que forma el río Alster en el centro de Hamburgo en una jornada de lucha en la que participaron muchas familias con niños que llevaban carteles que pedían poner “el planeta Tierra primero” o “luchar contra la pobreza”.

Junto con la primera movilización también comenzaron las primeras detenciones.

Maduro con sus colectivos armados ataco el Parlamento(Galeria de fotos)

Varias decenas de matones afines al chavismo irrumpieron ayer en la Asamblea Nacional venezolana, de mayoría opositora, e hirieron al menos a doce personas, entre diputados y empleados del Parlamento. Los asaltantes llevaban armas de fuego y objetos contundentes como tubos, palos y porras, según testimonios de los parlamentarios. Lanzaron varios disparos al aire y un ataque salvaje en el que hicieron uso de objetos contundentes y cohetes de pirotecnia. Por fortuna no hubo víctimas mortales, aunque los diputados, periodistas y trabajadores que se encontraban en el interior no pudieron salir hasta siete horas después del inicio de la refriega. En la salida, algunos de ellos han denunciado que fueron también víctimas de empujones e insultos en las cercanías del legislativo.

 

Los simpatizantes del Gobierno de Maduro lanzaron varios cohetes pirotécnicos en los alrededores de la cámara

El Parlamento, controlado por la oposición, informó hacia las 18.00 hora local (22.00 GMT) de que 120 trabajadores, 108 periodistas y 94 diputados opositores estuvieron «secuestrados por grupos armados afectos al Gobierno» y que habían llegado al lugar a las 08.00 hora local (12.00 GMT).

Una periodista local que estuvo en el lugar de los hechos dijo a Efe que al abandonar el recinto fue perseguida junto a varios colegas por personas identificadas con el chavismo que les insultaban y les amenazaban con pistolas. «Nos tiraron piedras, nos amenazaron y nos salvamos porque pasó un autobús en el que logramos huir», agregó la periodista, que prefirió no identificarse.

Decenas de partidarios del Gobierno llegaron a las inmediaciones del Parlamento por la mañana y lanzaron en la zona varios artefactos pirotécnicos. Algunos de ellos iban armados con palos y porras y entraron después por la fuerza en la sede del Legislativo, donde arremetieron contra los presentes golpeando y robando a diputados, periodistas y trabajadores de la Cámara. Vestidos de rojo y varios de ellos enmascarados, la mayoría de los atacantes formaban parte del piquete de chavistas que casi todos los días hacen guardia frente al Parlamento para increpar a los diputados de la oposición.

El personal de seguridad de la Asamblea logró expulsar a los violentos minutos después de su irrupción en el perímetro, pero un grupo de chavistas permaneció fuera durante horas impidiendo la salida a todos los que se encontraban dentro.

La oposición responsabilizó al presidente del país, Nicolás Maduro, del ataque, y acusó al regimiento de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) que debía proteger el edificio de permitir el acceso de los manifestantes y actuar con pasividad ante ellos.

Poco antes de que comenzaran los incidentes, el vicepresidente del Gobierno, Tareck el Aissami, había llamado «al pueblo de a pie» a que acudiera a la Asamblea, en una intervención en el Legislativo en la que acusó de traidora a la mayoría opositora y le recriminó haber «secuestrado» el Parlamento.

Mientras se desarrollaba el ataque, en otra zona de Caracas, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, presidía sonriente el desfile cívico militar para conmemorar el 206 aniversario de la independencia del país. La de ayer fue la primera vez en dos siglos en que la celebración del día de la patria terminó teñida de sangre tras el brutal ataque de unos matones afines al Gobierno lanzado contra la Asamblea Nacional, donde reside la soberanía popular. Al finalizar el desfile militar, Maduro se apresuró a condenar lo que denominó “hechos, extraños”. “Condeno estos hechos y ordeno su investigación y que se haga justicia”, declaró el sucesor de Hugo Chávez.

Venezuela vive desde hace meses un choque de poderes entre el Ejecutivo chavista y el Legislativo. La mayoría opositora en el Parlamento acusa al Gobierno de querer convertir Venezuela en una dictadura, y ha dejado de reconocer por ello a Maduro y sus ministros, que a su vez acusan a sus adversarios de “golpismo”. La oposición venezolana ganó con 112 escaños por 55 del chavismo las elecciones legislativas de diciembre de 2015, los últimos comicios celebrados en el país