Tour de Francia: una etapa corta en los Pirineos

Tour de Francia una etapa corta en los Pirineos
El terreno, con tres puertos de primera seguidos, anuncia batalla
Tour de Francia: Peligro ante una etapa corta en los PirineosPerfil de la etapa 13 del Tour de Francia 2017 entre Saint-Girons y Foix (Le Tour)
La segunda etapa pirenaica es peculiar. Fundamentalmente por su corto recorrido, sólo 101 kilómetros, de Saint-Girons hasta Foix. Esto supone, en primer lugar, un peligro por el fuera de control, complicado de evitar para corredores que queden descolgados muy pronto. Y el terreno, con tres puertos seguidos de primera categoría, anuncia batalla.

De salida, hay un ascenso suave pero constante hasta encarar el primer alto, Latrape. No muy largo (5,6 km) pero de porcentajes complicados, un 7,3% de desnivel medio. Un pequeño descenso de sólo 5 kilómetros y arranca la segunda ascensión: el col d’Agnes. Diez kilómetros al 8,2% con unas rampas especialmente duras en el segundo y tercer kilómetro de subida.

Libertad, igualdad y fraternidad
La etapa se disputa el 14 de julio, fiesta nacional francesa, por lo que equipos como el Ag2R tendrán especial interés en animar la jornada

Luego, tras una bajada de una veintena de kilómetros, empieza el tercer obstáculo: el Mur de Péguère. Es el más exigente del día, con sus 9,3 kilómetros al 7,9% de pendiente media y una parte final muy complicada. Los últimos tres kilómetros pican mucho, con tramos de hasta el 18%.

Desde la cima de este muro quedarán 27 kilómetros hasta Foix, siempre en descenso, más o menos pronunciado. Se espera una etapa con ataques de lejos, sobre todo si alguien se ve con fuerzas y está suficientemente desesperado. No hay que menospreciar que se trata de la etapa del 14 de julio, la fiesta nacional francesa, por lo que equipos como el Ag2R tendrán especial interés en animar la jornada.

De las tres dificultades del día, el menos conocido por el Tour es precisamente el Mur de Péguère, que sólo se incluyó en el trazado de la carrera en una etapa de 2012 que finalizaba igualmente en Foix, pero con un rodeo que alargaba el final hasta los 38 kilómetros. El primero en Péguère fue Sandy Casar y el vencedor en Foix un atacante de lujo: Luis León Sánchez.

Anuncios